Páginas vistas en total

LA FIBROMIALGIA ES FÍSICA

LA FIBROMIALGIA ES FÍSICA
NO ES UN INVENTO DEL PACIENTE

martes, 20 de abril de 2010

ONDAS RUSAS PARA FIBROMIALGIA

Otra forma de aliviar el dolor de la fibromialgia es realizar ondas rusas, las cuales son ondas cruzadas donde envuelven el músculo con unas bandas conectadas a electrodos, luego se va regulando la electricidad. Esta electricidad hace trabajar al músculo. Se pueden poner en los muslos, bíceps, abdomen, etc.

Las ondas rusas se hicieron para obtener una estimulación de los nervios motores con la menor sensación de dolor para el paciente.



Sirven para:

* Aumentar la circulación

* Reducir el dolor

* Reducir edemas

* Hacer trabajar y contraer los músculos sin necesidad de realizar ejercicio físico, ideal para alguien que padece de una enfermedad como la fibromialgia

ESTIRAMIENTOS PARA EL DOLOR DE FIBROMIALGIA


IMPORTANTE: Estiramiento de espalda
















Sobre una colchoneta, acostado/as
o en las posiciones que se ven en las
imagenes, ayudan muchísimo a MEJORAR EL DOLOR.












INDISPENSABLE, siempre que pueda hacer ejercicios en el agua, acuagyn, natación... reducen el dolor y aumenta la MOVILIDAD






Es muy aconsejable entre otras prácticas:


acostase en una colchoneta en el piso, contraer el muslo y mantenerlo contraído por el tiempo que dura una respiración. Se debe tomar aire, contraer, mantenerlo contraído y luego exhalar. Esto sirve para fortalecer el musculo del muslo. Este ejercicio se debería realizar para todos los músculos que se quiere fortalecer.

Para el abdomen, estando acostado, contraer la panza, apoyar las manos sobre los muslos haciendo fuerza con el abdomen y aflojar, hacerlo alrededor de diez veces.

Otro ejercicio para las piernas es, estando acostado, levantar las piernas y bajarlas, repitiéndolo varias veces.

Estos ejercicios sirven para fortalecer los músculos sin perjudicarlos ya que si se trabaja demasiado, se llena de toxinas y ácido láctico lo cual daña más aún siendo una persona fibromiálgicos.

Otra forma de aliviar el dolor de la fibromialgia es realizar ondas rusas, las cuales son ondas cruzadas donde envuelven el músculo con unas bandas conectadas a electrodos, luego se va regulando la electricidad. Esta electricidad hace trabajar al músculo. Se pueden poner en los muslos, bíceps, abdomen, etc.


¿QUÉ SON LAS ONDAS RUSAS?

FIBROAMIGOS UNIDOS/ PARA



Es la segunda enfermedad reumática luego de la artrosis.



Causa más frecuente de dolor musculo- esquelético generalizado.
Definida como un reumatismo en tejidos blandos, en rigor, lo más claro que sabemos es que es DOLOR, intenso, profundo, generalizado, hasta llegar en muchos casos a ser invalidante, es frecuente encontrar alteraciones en la columna vertebral como, por ejemplo, hernias de disco que pueden hacer pensar que son ellas las CAUSAS del dolor y no CONSECUENCIAS de contracturas permanentes y sostenidas a lo largo de años.

está presente en cada una de las siguientes localizaciones: en ambos lados del cuerpo, sobre y bajo la cintura, a lo largo de la columna vertebral, en las extremidades y hasta el cuero cabelludo.



Encontramos 18 “puntos gatillo”, o sea, sensibles a la presión digital, el dolor en 11 de los mismos permite un diagnóstico presuntivo que debe complementarse con variados estudios que permitan un diagnóstico diferencial y confirmen que no nos encontramos ante otras posibles patologías sino ante un caso de fibromialgia.




Los pacientes pueden referir perturbaciones del sueño, en general producidas por el intenso dolor que interrumpe y dificulta el dormir, por lo tanto, cansancio no justificado por actividades excesivas, cefaleas, colon irritable, malhumor, desesperación... y lo que es tetrico, la complicación con organos del cuerpo, Y EL TERRIBLE DESENLACE DE NO TOLERAR MÁS MEDICAMENTOS, los cuales aliviarían el dolor NEUROPATICO (estos por lo general atacan el estómago, intestino, ENGORDAN DE PESO etc. etc.
 

LA PREGUNTA ES:

¿QUÉ HACER?


lunes, 19 de abril de 2010

HACERLE FRENTE AL DOLOR




Tratamiento



El tratamiento debería estar dirigido a la causa y no a la consecuencia; tanto los calmantes como los relajantes musculares, los antidepresivos o el clonazepán tratan la consecuencia; los medicamentos tapan el problema, no lo resuelven.



La forma de resolver trastornos tan complejos debe basarse en la corrección de los problemas interferentes locales y distantes, nuevos y viejos, propios de cada persona y ésto sólo puede lograrse con un método terapéutico que conceptualmente entienda la totalidad. Hay que apuntar a la causa y no sólo a las manifestaciones.




La medicina para la autoorganización mediante terapia neural y modulación neuromuscular cumple este objetivo. La odontología neurofocal también es parte integrante de este nuevo concepto médico.

El ozono puede ser un útil complemento terapéutico.

Tratamiento de la fibromialgia según la medicina ortodoxa

Pregabalina: un nuevo medicamento hecho a medida



En el mercado farmacéutico apareció recientemente el fármaco pregabalina que se promueve como el primero y único aprobado para el manejo de la fibromialgia.



Los resultados que avalan esta aseveración fueron obtenidos en estudios que duraron 26 semanas en 1051 pacientes. A partir de este periodo tan breve y con una población tan pequeña el laboratorio afirma que el medicamento sirve para toda la vida de los millones de personas que tienen este diagnóstico.

La pregabalina como casi todos los medicamentos alopáticos apunta a la consecuencia y no a la causa.
TODAVÍA LA LUCHA NO ESTÁ PERDIDA

¡ANIMO Y PERSISTENCIA!  SABEMOS QUE NO ENCONTRAREMOS LA CURA... PERO SÍ, UNA MEJOR CALIDAD DE VIDA.

MIS CARIÑOS DE SIEMPRE.


DOLOR INSOPORTABLE

MEDICINA para la AUTOORGANIZACIÓN



FIBROMIALGIA, CANSANCIO PERSISTENTE, FÁTIGA CRÓNICA

Dolor Persistente y Otros Problemas Complejos

El dolor es una de las formas que el organismo posee para expresar un desequilibrio, una disarmonía, una pérdida del orden vital.


Tanto la fibromialgia como la fatiga crónica representan el resultado de un proceso, no aparecen porque sí.




EL DOLOR ES INSOPORTABLE PARA QUIENES PADECEMOS ESTA ENFERMEDAD
 
 
Durante la vida se acumulan este tipo de irritaciones, el organismo las va compensando hasta que un problema emocional, el estrés, otra enfermedad, un traumatismo o un tratamiento agresivo (corticoide, quimioterapia, radioterapia, cirugía, laparoscopía) actúa como desencadenante en un sistema sobrecargado por otras irritaciones y... aparece la enfermedad. Por eso decimos que son el resultado de un proceso.


Es decir que el dolor, la pérdida de vitalidad y los demás síntomas no son la enfermedad. La enfermedad radica en la pérdida del rumbo, en la alteración del equilibrio vital dinámico.


Para que capacidades -como la de no padecer dolor muscular o la de que el sueño sea reparador, etc.- se conserven, todos los sistemas deben funcionar armónicamente permitiendo la adaptación a los estímulos internos y externos.


El estado de salud, de vitalidad física, mental e intelectual es la síntesis del funcionamiento en equilibrio armónico de todos los componentes que constituyen la persona.

 Síntomas pincipales: dolor generalizado, en ambos lados del cuerpo, por arriba y debajo de la cintura, dolor en la columna.
Once de 18 puntos dolorosos específicos al examen físico profesional. Dolor en músculos, articulaciones y en la cabeza.
Síntomas secundarios: dos o más suelen estar presentes.




Sistema músculo-esquelético: Rigidez generalizada al levantarse. Calambres. Presión y dolor torácico. Problemas de la articulación témporo-mandibular.




Sistema neuro-hormonal: Intolerancia al frio/calor. Fatiga persistente. Bajo rendimiento. Hipersensibilidad al dolor. Respuesta exagerada a estímulos nocivos. Distorsión en la percepción témporo-espacial. Sensación de quemazón o hinchazón en extremidades. Sensación de falta de aire. Lentitud en los procesos cognitivos: sensación de nube mental, problemas de concentración, confusión en el uso del lenguaje, dificultades en la memoria reciente. Trastornos del equilibrio. Torpeza y tendencia a que se caigan objetos de la mano. Hormigueo y adormecimiento de áreas del cuerpo. Cambios marcados en el peso corporal. Cambios de humor, ansiedad. Depresión reactiva. Trastornos del sueño: somnolencia o insomnio, sueño no reparador, frecuente despertares nocturnos.




Ojos: Visión doble, borrosa u ondulada. Picazón o sequedad de ojos. Intolerancia a la luz.

Oídos: Zumbidos en oídos. Sensibilidad auditiva aumentada. Intolerancia a los ruidos.




Circulación: Hipotensión arterial. Vértigo. Palpitaciones, taquicardia. Retención de líquido. Aparición de hematomas.

Digestivo: Sensación de garganta ocupada. Náuseas. Acidez. Dolor abdominal. Colon irritable.

Urinario: Vejiga irritable. Vejiga hiperactiva. Incontinencia.



Sistema reproductor: Dolores menstruales. Ciclos menstruales irregulares. Pérdida de la libido o impotencia. Anorgasmia.

QUE MÁS DEBEMOS SOPORTAR, SIN QUE SE ENCUENTRE UNA SOLUCIÓN...

 

TN NOTICIAS FIBROMIALGIA